La Marca.

Todas las marcas tienen un camino y un registro en la historia, así como una denominación de origen que avalan su autenticidad. La nuestra comenzó hace 20 años en Barcelona, momento en el que, tras el lanzamiento de nuestro primer producto en spray, se corriera la voz por toda Europa y comenzaran a llegar escritores y artistas desde Francia, Alemania, Suiza o Italia para llenar los maleteros de sus vehículos y llevar Montana a sus países. Desde ese momento hasta el día de hoy, la marca Montana Colors ha vivido una expansión que le ha llevado a estar presente en más de 60 países de todo el mundo y a tener 15 puntos de venta oficiales - Montana Shop & Gallery - en ciudades como Barcelona, Madrid, Sevilla, Montpellier, Bruselas, Amsterdam, Nottingham, Lisboa, Montreal, Mexico DF, Santiago de Chile, Sidney, Tokyo, Rio de Janeiro y Sao Paulo.

Nuestra capacidad para innovar, nuestro trabajo diario, nuestra plena dedicación hacia nuestros clientes y nuestro compromiso con el graffiti y el medioambiente, son nuestros principales valores como marca.

Apoyando al graffiti desde el principio.

A principios de los 90 el graffiti era considerado por todos los fabricantes de aerosoles, americanos y europeos, como un mero acto vandálico. A ningún fabricante de pintura le interesaba ya que no era considerado rentable. El descubrimiento en aquél entonces de esta revolución cultural tan apasionante fue lo que impulsó a los fundadores de Montana Colors a sentar las bases para la creación de la primera marca de pintura especializada en graffiti, y cubrir de esta manera el hueco que había en el mercado.

En estos comienzos, las líneas a seguir eran claras: conocer la escena y apoyarla desde el principio.

El valor de la independencia.

Nuestros actos son los que nos diferencian del resto y uno de los valores diferenciales de Montana Colors es su carácter independiente. Este valor, difícil de mantener y aceptar en el mundo globalizado que vivimos, se ha conseguido gracias a nuestro compromiso por fabricar un producto único y original, elaborado siguiendo un proceso artesanal que mantiene las más altas garantías en su acabado final. Esto ha hecho de Montana Colors, en sus 20 años de independencia, la marca de referencia internacional en cuanto a pintura en spray para el graffiti se refiere.

Trabajando con personas.

Para mantener la calidad que nuestros productos es necesario un seguimiento y control muy preciso. Esta es una de las razones por las que producimos exclusivamente desde Barcelona. Un equipo humano en el que trabajan 170 personas - 88 mujeres y 82 hombres - y una media de edad entorno a los 37 años.

Compromiso con el medioambiente.

Desde su creación en el año 1994 y por la filosofía de sus fundadores, Montana Colors ha mantenido el compromiso por garantizar en todos sus productos las más altas exigencias en favor de la preservación del medioambiente y la salud de los escritores de graffiti.

Contamos con la certificación ISO 9001en nuestro sistema de gestión de calidad, y con la ISO 14001 que avala nuestro compromiso con el medio ambiente, ambos símbolos de calidad y una recompensa al trabajo bien hecho en el día a día, gracias a la actitud proactiva de todo nuestro personal y al reconocimiento y apoyo de nuestros clientes.

Hemos desarrollado el icono "Keep The Planet Clean", siendo pioneros a nivel mundial en la recuperación de los aerosoles vacíos, pues todos nuestros productos están producidos con componentes completamente reciclables.

Los aerosoles pueden ser contaminantes si una vez utilizados no se reciclan depositándolos en el container amarillo de envases, llevándolos al punto verde de reciclaje local o en alguna de las centenares de papeleras MTN que tenemos en los principales puntos de venta de nuestros productos.